CONTINUIDAD DE LA RELACIÓN LABORAL: Efectos de la conciliación administrativa f
MARZO 2014
Boletín Informativo
Boletín Labor Law Corp
Este es un boletín gratuito, si requiere más información o tiene alguna consulta, por favor escríbanos:

info@laborlawcorp.com

La información contenida en este boletín fue preparada por Labor Law Corp Costa Rica y es sólo para fines educativos e informativos y no constituye asesoría legal.

CONTINUIDAD DE LA RELACIÓN LABORAL:

Efectos de la conciliación administrativa frente a la continuidad de las relaciones 

En oportunidades anteriores analizamos las implicaciones de la recontratación de trabajadores bajo las órdenes de un mismo patrono en períodos menores a un año entre la primera y segunda relación laboral.

Mediante el análisis de la más reciente jurisprudencia, pudimos comprobar que la Sala Segunda reconoce una relativa continuidad en las relaciones, ya que se entiende suspendido el período de prescripción de los derechos laborales de la primera relación en el tanto el trabajador permanezca bajo las órdenes del mismo patrono, todo ello derivado del temor reverencial que opera como una causal de suspensión.

Ahora bien, ante un escenario tan inestable para el empleador, debemos echar mano de los distintos métodos que la legislación pone a nuestra disposición para llegar a un acuerdo válido y eficaz con el trabajador, partiendo de la voluntad y buena fe de cada una de las partes.

Precisamente, esta es la opción que la Ley de Resolución Alterna de Conflictos y Promoción de la Paz Social nos otorga.  Se trata de un espacio de negociación a nivel administrativo cuyos efectos pueden equipararse a los obtenidos de una resolución judicial.

El Ministerio de Trabajo cuenta con oficinas y conciliadores especializados que poseen la facultad de homologar o acreditar acuerdos entre las partes, los cuales han sido reconocidos por la Sala Segunda como una forma legítima de dar finalizada una relación por acuerdo de ambas partes.

En este sentido, podemos citar la sentencia No. 2000-624, en la cual la parte patronal argumenta:

(…) Tómese muy en cuenta que, nos encontramos frente a dos períodos laborales, el primero se inició en el mes de febrero de 1993 y finalizó en el mes de noviembre de 1997; hubo reclamo sobre esta finalización, y este se solucionó en la vía directa en sede administrativa ante el Ministerio de Trabajo.

(…) Luego de finiquitarse la relación laboral, entre el actor y mi representada se inició una nueva relación a partir del 15 de enero de 1998, previo a esta nueva etapa, el actor dejó de laborar en forma absoluta del día 1 de enero hasta el día 14 del mismo mes (…).

A diferencia de lo esgrimido por la Sala en diversas ocasiones sobre la continuidad laboral y la suspensión de la prescripción, en este caso el juzgador de primera instancia declaró la continuidad de la relación laboral y la Sala rechazó dicho criterio manifestando:

(…) El Tribunal llegó a la conclusión de que, el hecho de que las partes hayan pactado reiniciar su relación laboral, en un período tan corto, revela que la intención no era realizar una ruptura verdadera del vínculo, sino más bien, la de dejar sin efecto la continuidad del mismo.  La Sala no comparte ese criterio simplista e infundado, vertido por los juzgadores, ya que no es posible otorgarle continuidad a una relación que fue finalizada por acuerdo de ambas partes y hasta indemnizada; pues allí, de hecho y de derecho, sí hubo solución real de continuidad.”

Vemos en este caso es que interviene un tercero con potestades administrativas suficientes para constatar la validez del acuerdo de las partes.

No obstante, debe recordarse que en esta sede administrativa se requiere el acuerdo voluntario y consentido de las partes, lo cual no siempre es posible ante trabajadores problemáticos.

De cualquier forma, nuestro consejo es siempre consultar con asesoría especializada previo a tomar decisiones de esta naturaleza (desvinculaciones y recontrataciones), de manera que se realicen en forma sana, legal y apegada a los intereses de la organización, tanto presentes como futuros.

Asimismo, ante la posibilidad de acudir a instancias administrativas del Ministerio de Trabajo, la asesoría técnica les proporcionará elementos claves que deben constar en las actas de conciliación para cerrar cualquier posibilidad de riesgo o contingencia.

Quedamos a sus órdenes para cualquier aclaración o ampliación.

Cordialmente,

Lic. Luis A. Medrano Steele
Socio Director
Labor Law Corp S.A.