CONTINUIDAD DE LA RELACIÓN LABORAL: Alcances de sentencia No. 2002-340 Sala Se
MARZO 2014
Boletín Informativo
Boletín Labor Law Corp
Este es un boletín gratuito, si requiere más información o tiene alguna consulta, por favor escríbanos:

info@laborlawcorp.com

La información contenida en este boletín fue preparada por Labor Law Corp Costa Rica y es sólo para fines educativos e informativos y no constituye asesoría legal.

CONTINUIDAD DE LA RELACIÓN LABORAL:

Alcances de sentencia No. 2002-340

Sala Segunda

Las nuevas tendencias jurisprudenciales que reconocen la continuidad ante relaciones laborales múltiples bajo la dirección de un mismo patrono, definitivamente se han convertido en una herramienta más de protección al trabajador.

A la luz de la sentencia de referencia, vemos el caso de un vigilante que es contratado en  fecha 01 de mayo de 1995 y, en fecha 30 de noviembre de 1999, se le entrega una acción de personal de despido con responsabilidad patronal.  Seguido del despido, el vigilante es recontratado inmediatamente en fecha 1 de diciembre de 1999, sin que mediara liquidación alguna.  Luego, el 23 de marzo de 2000, este trabajador renuncia y demanda a su patrono por el pago de los derechos de la primera relación.

Cabe acotar, adicionalmente, que el trabajador nunca fue excluido de las planillas de la empresa y continuó con sus labores en forma normal, por lo que el patrono alegó continuidad y acaecimiento del despido como un mero acto administrativo interno sin efectos reales.

Ante dichas argumentaciones, la Sala indicó:

V.- Al folio 3 del expediente, consta la Acción de Personal número 40, fechada el 20 de diciembre de 1.999, por medio de la cual, se le comunicó, al accionante, la decisión de prescindir de sus servicios, a partir del día 30 de noviembre.  Al folio 40 (visible también al folio 81), consta otra Acción de Personal (N° 60), con fecha del 22 de diciembre de 1.999, que se refiere a una nueva contratación del actor, también como Oficial de Seguridad, a partir del 1° de diciembre de ese mismo año –1.999-.   El apoderado de la demandada, sostiene que, como no medió solución de la continuidad, realmente no hubo despido; sin embargo, está claro que, al trabajador, expresamente se le comunicó la decisión de despedirlo e, inmediatamente, se le recontrató; por lo que debe concluirse que, la primera relación, concluyó para darle paso a una nueva, con base en nuevas condiciones laborales –especialmente en cuanto a la jornada-, tal y como se desprende de las declaraciones testimoniales evacuadas.  En ese concreto sentido, el apoderado de la demandada señaló: “... el día 30 de noviembre de 1.999, por reorganización y reducción de personal, se procedió a dar por concluida la relación laboral con el actor, con responsabilidad patronal...” (folio 30); y, más adelante, también indicó: “... a pesar de que se le entregó una Acción de Personal en la que se le comunicaba su despido, a partir del día 30 de noviembre de 1.999, fue contratado nuevamente por su patrono...”, es decir, el despido existió, como también un nuevo contrato, según se desprende de la Acción de Personal N° 60 indicada.  En consecuencia, la renuncia del accionante, visible al folio 38, estaba referida, sin duda, a la nueva relación de trabajo, que había comenzado el 1° de diciembre de 1.999; y, en ese sentido, en la comunicación respectiva se indicó: “Yo, XXX, ... hago mi renuncia irrevocable al contrato nuevo de trabajo que firmé para efectuar dicha labor a partir del 1 de diciembre de 1.999.” En la realidad mediaron entonces dos contratos de trabajo y así lo tuvo claro el propio apoderado de la sociedad demandada; no sólo al contestar la demanda, sino también durante la vigencia de la relación laboral; pues emitió dos Acciones de Personal, una para despedir al actor, que le fue comunicada y otra para recontratarlo. 

Esta posición de la Sala es interesante, pues hasta ahora siempre se ha reconocido la continuidad en relaciones donde la segunda contratación ocurre de forma inmediata.  Sin embargo, a efectos de proteger los derechos del trabajador, la Sala consideró que en este caso sí existieron dos relaciones diferenciadas, las cuales concluyeron por despido con responsabilidad patronal y renuncia, respectivamente.

La lección que podemos extraer de esta resolución para nuestras organizaciones es el especial cuidado que debe tenerse con todas las comunicaciones hechas al personal, especialmente tratándose de aquellas que afecten sus derechos irrenunciables.

La empresa pudo, en su momento, dejar sin efecto el despido si su intención no era liquidar al trabajador; sin embargo, no lo hizo, y trató de utilizar el principio de continuidad laboral a su favor.

Es claro que, en el ámbito de relaciones de trabajo, siempre se considerará al patrono como la parte más fuerte y con mayores herramientas de defensa, razón por la cual todas sus actuaciones pesan más que los del trabajador.

Nos cuestionamos si, en un caso inverso, en el que por ejemplo el trabajador hubiese renunciado, es recontratado y luego despedido con responsabilidad patronal, la Sala hubiese resuelto en forma distinta, reconociendo la relación como una sola para efectos del cálculo de prestaciones laborales.

En todo caso, ante decisiones tan sensibles como un despido, recomendamos siempre contar con la asesoría adecuada y, especialmente, con toda la documentación pertinente que ampare la decisión de la empresa y los pagos realizados.

Quedamos a sus órdenes para cualquier aclaración o ampliación.

Cordialmente,

Lic. Luis A. Medrano Steele
Socio Director
Labor Law Corp S.A.