Aprobación en Comisión del Proyecto de Ley sobre Alimentación para las personas
FEBRERO 2014
Boletín Informativo
Boletín Labor Law Corp
Este es un boletín gratuito, si requiere más información o tiene alguna consulta, por favor escríbanos:

info@laborlawcorp.com

La información contenida en este boletín fue preparada por Labor Law Corp Costa Rica y es sólo para fines educativos e informativos y no constituye asesoría legal.

Aprobación en Comisión del Proyecto de Ley sobre Alimentación para las personas trabajadoras

El Proyecto de Ley No. 18.646 sobre “Alimentación para las personas trabajadoras”, publicado en el Alcance No. 92 a La Gaceta No. 95 de 20 de mayo de 2013 ya recibió dictamen afirmativo de mayoría de la Comisión Permanente de Asuntos Sociales de la Asamblea Legislativa, y por ende, ya está listo para ser votado.

Objetivo del Proyecto: Crear las condiciones para incentivar el acceso de alimentos a todos los trabajadores y trabajadoras mediante un marco regulatorio que incentive a las empresas a entregar voluntariamente la alimentación considerándolo como un beneficio de naturaleza social y no como una retribución salarial, generando un incentivo fiscal a los patronos que voluntariamente opten y decidan concederlo.

Consultas: 15 entidades u organizaciones se manifestaron sobre los alcances del Proyecto, siendo de las más representativas por los cambios que incentivaron respecto del texto originario del Proyecto, las del Ministerio de Trabajo, el ICE y la de la Cámara de Industrias.

Informe del Departamento de Servicios Técnicos: Se indica que la materia que contiene el Proyecto se encuentra ampliamente regulada en el Derecho Comparado, en países como Brasil, Panamá, Argentina, Perú, Venezuela y México.  Ponen como ejemplo el impacto de la legislación en Brasil en cuanto a generación de empleos, mejora de la productividad, reducción de accidentes laborales, menor ausentismo y mejor estado de ánimo de los trabajadores; también se menciona una mejora en la recaudación fiscal al generar ingresos asociados a las nuevas empresas de alimentación.  Dejan claro que la iniciativa establece que el beneficio sea de carácter gratuito porque su intención es contribuir con la salud del trabajador y por ende no debe ser salario para ningún efecto legal, y en cuanto al patrono lo motiva con un incentivo fiscal para que la erogación le resulte rentable.

Análisis por el fondo del Proyecto por parte de la Comisión: Se indica que debe ser una iniciativa adoptada por los empleadores de manera voluntaria, y su objetivo es garantizar una fuerza laboral alimentada y saludable como parte de la mejora de las condiciones de trabajo y salud ocupacional.  Indudablemente impactará en el presupuesto de los trabajadores ya que hay estadísticas que evidencian que una parte importante de los gastos se dirigen a la alimentación y es una buena oportunidad para incentivar también los buenos hábitos alimenticios en el trabajo.  El beneficio previsto en el Proyecto es voluntario para las patronos que quieran adoptarlo, lo que lo llega a convertir en un beneficio accesible para todos los trabajadores al introducirlo como un gasto deducible del impuesto sobre la renta y exento del impuesto sobre las utilidades.  Se insiste en que se requiera una población bien alimentada y que ello derive en la reducción en los costos de salud para los adultos, controlando los hábitos nutricionales que causan problemas como la obesidad y otro tipo de enfermedades –hipertensión, diabetes, colesterol- y así se garantiza al trabajador el presupuesto de una comida diaria, balanceada, variada y de calidad.  Además, al no invertir el trabajador dinero en ese tiempo de comida diario, se genera un aumento de su ingreso real absoluto. De igual manera el Proyecto impactará sobre los productores de alimentos, generando mayor consumo, es decir, provocará mayor producción, mayor empleo y mayores impuestos y a su vez se generarán mayor cantidad de suplidores.  Finalmente, consideran que el impacto del Proyecto en la economía del país será positivo, ya que los beneficios totales, incluyendo los directos, indirectos e inducidos aumentarán conforme mayor sea la cobertura del beneficio y el valor del mismo.  En sus líneas finales señalan que el beneficio de alimentación podrá ser toda prestación gratuita que el patrono conceda en forma directa –a través de los comedores de empleados- o bien acreditándolos con tiquetes para su adquisición con terceros.

Análisis del marco regulatorio:

  • Art. 1: Desarrolla el objeto de la ley, a saber:

Generar condiciones que coadyuven al otorgamiento del beneficio de alimentación respecto de los patronos que opten libre y voluntariamente por concederlo para lo cual se les otorga un incentivo fiscal que persigue contribuir al desarrollo social, a la salud de los trabajadores y a la competitividad de las empresas; a promover esquemas de alimentación saludables en el trabajo y a propiciar condiciones legales para que todos los trabajadores tengan igualdad de oportunidades respecto del beneficio de la alimentación.

  • Art. 2: Desarrollas las definiciones, destacando las siguientes:

Beneficio de la alimentación: mecanismos permitidos por la ley para otorgar al trabajador el acceso a los alimentos, considerando para los efectos los comedores internos de los empleadores, sea propios o subcontratados, la contratación de servicios de catering, los convenios directos con restaurantes y vales en papel o en forma electrónica emitidos por un emisor, pre pagados por el patrono y que incorporan el derecho de un empleado para adquirir alimentos, sean preparados o no en una red de comercios asociados.  Se excluye del beneficio la entrega de dinero en efectivo.

Emisor de vales: las empresas dedicadas a la administración del beneficio de la alimentación por medio de emisión de vales, en papel o en forma electrónica, pre pagados por el patrono, como uno de los mecanismos permitidos para canalizar el acceso del beneficio de alimentación a los trabajadores.  Los emisores de vales, en papel o en forma electrónica, deberán poseer, como su giro comercial especial y principal, la administración del mecanismo antes dicho de acceso al beneficio de alimentación.

Comercio asociado: deben ser empresas formalmente constituidas cuyo giro involucre la venta e alimentos, sea por medio de restaurante o mediante un comercio minorista de alimentos, que posea un contrato con el emisor de vales en papel o en forma electrónica, para participar en una red de comercio asociados, en los cuales el trabajador puede consumir y hacer uso de los vales destinados a permitir el acceso al beneficio de la alimentación.  Un comercio asociado también puede ser un patrono que maneja su propia subdivisión de entrega de alimentos, tales como los comedores internos de las empresas y los servicios de catering.  Los comercios asociados tiene el derecho de aceptar y redimir los vales de comida a cambio de alimentos.  No será admitido como comercio asociado la empresa que no se encuentre debidamente registrada ante Tributación Directa y la CCSS.

  • Art. 3.  Desarrolla la naturaleza del beneficio, dejando claro que:

El beneficio de alimentación para los trabajadores en tanto se ajusta a lo previsto en esta ley no constituye salario en especie por lo que no deberá computarse como un beneficio que incida en las cargas sociales, prestaciones laborales, aguinaldo, impuesto al salario ni cualquier otro rubro derivado del salario.  Asimismo, dentro de los límites expresados por el artículo 4 de la Ley, los gastos en que incurran el patrono para proporcionar los alimentos a sus trabajadores, mediante cualquiera de los mecanismos legalmente previstos serán considerados como gastos deducibles del impuesto sobre la renta.

  • Art. 4. Desarrolla los parámetros de deducibilidad del gasto, estableciendo que:

El alcance de la deducibilidad del gastos realizado por los patronos en relación con el otorgamiento del beneficio de alimentación tendrá como límite máximo, por trabajador, la suma de dos mil quinientos colones por día laboral trabajado, el que se reajustará el 1 de enero de cada año, en el cien por ciento de la variación que experimente el índice de precios al consumidor, determinado por el INEC.  El valor monetario antes indicada es un beneficio extra salarial para todos los efectos legales y tal referencia de valor será aplicable a cualquier trabajador con independencia de la moneda en que recibe su salario.

  • Art. 5.  Establece los mecanismos de entrega, entendidos como:

Los comedores internos o propios del patrono, operados por éste o mediante subcontratación de terceros, en el lugar de trabajo o en sus inmediaciones, así como mediante servicios de catering.

Los acuerdos con comercios expendedores de alimentos establecidos y formales, por medio de:

Convenios directos de los patronos con estos comercios.

La contratación con emisores de vales, en papel o en forma electrónica, que a su vez contraigan contratos específicos con cada uno de los comercios involucrados en la actividad de venta de alimentos y que, en conjunto, conformen una red de comercios asociados.

El beneficio de alimentación entregado mediante vales, en papel o en forma electrónica, emitidos por un emisor, pre pagados por el patrono, se utilizará, exclusivamente para la adquisición de comidas o insumos alimenticios en una red de comercios asociados, y queda prohibida su utilización para la compra de licor o tabaco.  Los vales deben indicar el nombre y apellido del trabajador, la fecha de vencimiento, le número de serie de los vales y el nombre o razón social de la empresa emisora.  Estos vales solo podrán ser utilizados para los fines autorizados por la ley y únicamente dentro de la red de comercios asociados a un emisor de dichos vales.  Dichos vales no serán considerados como dinero electrónico ni como servicios de medios de pago generales.  La supervisión del manejo y uso correcto del beneficio, de los vales en papel o electrónicos, bajo los mecanismos previstos por la ley, corresponderá al MTSS según lo previsto en el artículo 6.

  • Art. 7.  Establece los límites del beneficio, fijando que:

Los alimentos otorgados a los trabajadores bajo cualquier mecanismo no previsto en esta ley o en exceso de los límites previstos, deben entenderse como legales, y no les serán aplicables los beneficios de esta ley y su tratamiento será el derivado de la aplicación de las leyes generales.

Nuestros comentarios:

  • Se trata de un beneficio que el patrono puede adoptar en forma libre y voluntaria, de manera que quien se adhiere al mismo libremente, puede salirse de igual forma.
  • Se trata de un beneficio extra salarial que no será considerado como salario en especie en la medida en que se ajuste a la ley, incluyendo el monto límite diario establecido en la misma.
  • Se trata de un beneficio que individualmente comprende un tiempo de comidas o de comprender varios, no puede exceder el límite diario establecido y sólo se considerará respecto de los días hábiles de trabajo.
  • Se trata de un beneficio que otorga un incentivo fiscal para el patrono ya que es deducible del impuesto sobre la renta en el equivalente al monto límite diario.
  • Para los trabajadores que reciben su salario en moneda distinta al colón, el monto establecido en colones será el tope del beneficio.
  • Los mecanismos se entrega del beneficio incluyen y admiten combinación entre los siguientes: comedores internos o propios de la empresa, operados por el patrono o mediante concesión, administración o arrendamiento, en el lugar de trabajo o sus inmediaciones, así como mediante servicios de catering; mediante acuerdos con comercios expendedores de alimentos establecidos y formales –deben estar debidamente inscritos en Tributación Directa y en la CCSS-, o bien mediante la contratación con emisores de vales, en papel o electrónicos, que a su vez contraigan contratos específico con cada uno de los comercios involucrados en la actividad de venta de alimentos y que en conjunto conformen una red de comercios asociados. 
  • Los vales emitidos por el emisor y preparados por el patrono, se utilizarán solo para la compra de alimentos, preparados o no, en una red de comercios asociados y está prohibida la adquisición de licor o tabaco.
  • La implementación y ejecución del beneficio en cada empresa, quedará sujeto a la supervisión del MTSS.

Queda entonces abierta una opción para los empleadores de hacer uso del incentivo fiscal y de promover la salud de sus trabajadores,  y una oportunidad de negocios para emisores de tarjetas electrónicas y establecimientos de expendio de alimentos.

Quedamos a sus órdenes para cualquier aclaración o ampliación.

Cordialmente,

Lic. Luis A. Medrano Steele
Socio Director
Labor Law Corp S.A.